Manténgase actualizado para sus clientes

 

Pocas cosas generan más desconfianza que llevarse una primera impresión desactualizada de una empresa, organización o profesional. El argumento es simple: «Si una empresa u organización no se preocupa en proyectar una buena imagen actualizada de sí misma… ¿De qué se preocupará entonces?»

¿Le ha pasado que usted visita el sitio web de una empresa de su interés y en este hay «novedades» de hace más de un año?, ¿Se ha llevado usted la desagradable sorpresa de visitar la página de fans en Facebook o el canal de Twitter de una organización y que lo primero que aparece a la vista son artes publicados de «Feliz Navidad y Próspero 2011» cuando estamos en marzo de 2014? Le aseguro que en momentos así, la imagen mental que usted se ha hecho de esa empresa u organización no es ni por cerca la mejor, no importa su antigüedad, fama o calidad de sus productos o servicios.

Ahora que coincidimos en lo nefasto que es ver una imagen desactualizada en otros, hágase ahora la pregunta: «¿Está proyectando usted una imagen actualizada de su empresa, productos, servicios o inclusive usted mismo?»

Invierta 5 minutos de su tiempo en lo siguiente:

Entre al sitio web de su empresa, si su negocio existe, debería tener un sitio web. Lo que se muestra en la primera página de su sitio web son… ¿Los últimos productos?, ¿Nuevos servicios?, ¿Novedades del presente año?. Si la respuesta no es ninguna de las anteriores, ¡Su sitio web está proyectando una imagen desfavorable que su competencia está aprovechando!

¿Cuándo fue la última vez que visitó sus canales oficiales en redes sociales?, le invito a hacerlo en este momento. ¿Qué es lo que aparece publicado?, ¿Artes oficiales alusivos a su marca?, ¿Novedades de su empresa, productos y servicios redactados en la última semana? de ser así, vamos bien. Por el contrario, si lo que usted observa son artes de marca descontinuados o peor aún, artes de temporadas navideñas ya transcurridas, fotos y publicaciones de productos o servicios que no tienen nada que ver con usted, le informo que diariamente mucha gente se está llevando una pésima primera impresión de su empresa, cosa que le viene de maravilla a la competencia que está actualizada con sus redes sociales.

Lo anterior descrito aplica también en su imagen y marca personal. Entre a su perfil personal en redes sociales. ¿El que aparece en la foto de perfil, es usted en realidad?, ¿Se trata de una foto tomada este mismo año?, en caso la respuesta sea «No», ¿Se ve usted idéntico que en la foto aún?. Si usted es el rostro de su empresa y sus clientes potenciales le conocerán a usted por su perfil en redes sociales, créame que no le caerá nada en gracia cuando le digan algo como esto: «¿De veras es usted?», «Yo creí que usted era más joven…», «¿Ha engordado, verdad?». Estas preguntas y la explicación sobre su foto le robarán toda la seriedad a cualquier reunión de negocios.

Hágase esta pregunta: «¿Quién es usted para sus clientes?», es aquí donde seguramente iniciará todo un listado de cualidades y virtudes que lo harían merecedor de ganar el Premio Nobel de la Paz. Este ejercicio es bueno para la auto estima a fin de cuentas. Ahora, con esa imagen mental tan sublime de sí mismo… observe las publicaciones en su perfil, vea las fotos en las que usted aparece. ¿Coincide la imagen que sus clientes deben tener de usted con lo publicado en sus redes sociales?, Si la respuesta es «No» o «Más o Menos», le aseguro que a título personal, usted está perdiendo oportunidades.

Espero que estas líneas le motiven en actualizar su imagen en la web, una inversión que le traerá muchos beneficios a corto plazo.